Mayo-2008

 

El triste aniversario de Israel

 

ISRAEL celebra su fundación como Estado, basado en una resolución de la ONU de 1947, ocupando el 55% del territorio palestino (entonces bajo mandato británico).

El sionismo dijo: “Allí se unieron un pueblo sin tierra con una tierra sin pueblo”.

La realidad era diferente: El sionismo junto a las potencias imperialistas (EEUU e Inglaterra) utilizaron como excusa el drama de miles de refugiados judíos europeos, brutalmente perseguidos por el nazismo, para trasladar a parte de ellos hacia Palestina, de modo artificial y con respaldo financiero. La resolución de la ONU legalizó esta usurpación.

¿Cómo es que no les dieron una tierra en Inglaterra, o en Alemania…?

 

Fue creado así un verdadero enclave imperialista. Es decir, un territorio usurpado a la nación palestina en la que se instalaron miles de inmigrantes, provenientes en especial de Europa Oriental, totalmente dependientes de ese respaldo financiero para sobrevivir y, por lo tanto, dispuestos a defender la política del imperialismo en la región.

 

Por otro lado, Palestina no era “una tierra sin pueblo” sino la patria histórica de los árabes palestinos, dentro de la cual había convivido en paz, por muchos siglos, una minoría de judíos de origen árabe.

En su propia fundación, Israel no se limitó a usurpar el territorio adjudicado por la ONU: el movimiento sionista planeó y ejecutó una ofensiva para apropiarse de una parte del sector otorgado a los palestinos (un 20% adicional de la superficie total) y expulsar a sus habitantes.  

Lo hizo a través de sus organizaciones armadas y con métodos terroristas contra la población civil. En la aldea de Der Yasin, por ejemplo, las milicias sionistas asesinaron 254 de sus 700 habitantes, una masacre que fue un verdadero símbolo de cómo fue creado el Estado de Israel. De esta forma, 800.000 palestinos (un tercio de la población de la época) fueron expulsados de su tierra e iniciaron el drama de los refugiados.

    

No es casual, entonces, que los palestinos recuerden esa fecha como la nakba (catástrofe) ya que significó el inicio de una dolorosa realidad. Actualmente, el pueblo palestino está dividido entre aquellos que viven dentro de Israel, discriminados y tratados como habitantes de segunda clase; los habitantes de Gaza y Cisjordania, sometidos al cerco y la agresión permanente del sionismo, y los más de seis millones de refugiados en las naciones árabes, que viven en precarios campamentos, muchas veces perseguidos y reprimidos por los propios gobiernos árabes. 

Por eso, desde entonces, el pueblo palestino, y también el conjunto de las masas árabes, tienen planteada la necesidad de luchar por la liberación de su tierra expulsando al invasor sionista. 

 

Israel se convirtió en portaviones del imperialismo en Medio Oriente. El objetivo del imperialismo, especialmente el estadounidense, con la fundación de Israel, fue tener un agente militar directo en Medio Oriente, una región que, además de poseer las mayores reservas de petróleo del mundo, vivía un fuerte proceso de lucha contra las corruptas “monarquías petroleras”.

No es casual que Israel haya vivido siempre en estado de guerra oficial o de hecho:

1948: Expulsión con métodos terroristas de 800.000 palestinos. Guerra contra naciones árabes.       

1956: Guerra contra Egipto, que había nacionalizado el canal de Suez (alianza secreta con Francia y Gran Bretaña).    

1967: “Guerra de los 6 días” contra naciones árabes: ocupación militar de Gaza, Cisjordania, altos del Golán (Siria) y península del Sinaí (Egipto). 

1973: “Guerra de Iom Kipur” contra naciones árabes.   

1982: Invasión y ocupación del sur de El Líbano (derrotado después de varios años, Israel se retiraría “oficialmente” en 2000).   

1987-1989: Represión a la Primera Intifada (Gaza).    

1991: Ataque aéreo a Irak (Primera Guerra del Golfo).

2000: Represión a la Segunda Intifada (Gaza).  

2006: Segunda invasión de El Líbano (Israel fue derrotado por la resistencia de Hezbollah).      

2006-2008: Amenaza de “ataques aéreos relámpagos” a Irán.

2007-2008: Ataques militares y bloqueo a Gaza.

 

Un estado militarizado. Al cumplir 18 años, todo ciudadano debe cumplir un servicio militar obligatorio, tres años los varones y dos las mujeres. Después, quedan como “reservistas” hasta los 50 años, con un mes de entrenamiento anual obligatorio.   

Por estos “servicios militares”, EE.UU. envía “oficialmente” 3.000 millones de dólares anuales y 2.000 adicionales llegan por otros conceptos. A esto, deben agregarse los fondos que recaudan las organizaciones sionistas de todo el mundo.

Al mismo tiempo, la fabricación de armamentos y tecnología militar y de seguridad se ha transformado, desde hace varios años, en la principal actividad económica del país y en el principal rubro de sus exportaciones (12.000 millones de dólares, un 40% del total), disfrazado en las estadísticas como “exportación de alta tecnología”.

Las fuerzas armadas son, en realidad, la institución más importante del estado.

 

Un estado racista.  Otra de las grandes mentiras del sionismo es que Israel es un estado “democrático y progresista”. Nada más falso. Desde su fundación, se constituyó como un estado racista, por su ideología y sus leyes destinadas a la expropiación de las casas y las tierras de los palestinos.       

Israel es oficialmente un “estado judío”. Es decir, no es un estado de todos los que residen en el país o han nacido en él sino que solamente pueden ser ciudadanos aquellos que se consideran de fe o de descendencia judaica. El 90% de las tierras se reservan exclusivamente para los judíos. Los palestinos tienen prohibido comprar o, incluso, arrendar las tierras anexadas por el Estado desde 1948.

Por la Ley de Ciudadanía, ningún ciudadano israelí puede casarse con un residente de los territorios palestinos ocupados. En caso de que esto suceda, pierde los derechos de ciudadano israelí y la familia, si no es separada, debe emigrar.  

Por la Ley de Retorno, cualquier judío del mundo, si se traslada al país, puede ser ciudadano israelí y obtener un sinnúmero de privilegios que los nativos no judíos no poseen.

La Ley del Ausente permite la expropiación de las tierras que no hayan sido trabajadas durante un tiempo. Pero nunca ha sido expropiada la tierra de un judío. La mayoría de las expropiaciones se realizaron contra refugiados palestinos en el exilio.

 

La falsa democracia israelí. La prensa occidental no se cansa de repetir que Israel es la “única democracia de Medio Oriente”. Sin embargo, ¿cómo puede llamarse “democracia” a un régimen que persigue personas por su raza o religión? ¿Cómo puede ser llamado “democrático” un régimen en el que los habitantes originales expulsados en 1948 no tienen el derecho de retornar a sus casas y tierras y los habitantes de los territorios ocupados en 1967 no tienen ningún derecho civil?

Para mantener su carácter colonial y racista, no puede tolerar ninguna resistencia interna, ni desafíos en sus fronteras. Por eso, Israel siempre practicó una política de “limpieza étnica” de los palestinos, arrancándolos de sus tierras ancestrales o reprimiendo con dureza tanto a los que viven dentro de su fronteras como en los territorios de Gaza y Cisjordania.  

Alrededor de 11.000 presos políticos palestinos se pudren en las cárceles sionistas, centenares de ellos son menores y mujeres.

¿Cómo calificar cuando se persigue a un pueblo entero, con el objetivo de eliminar su identidad, de volverlo esclavo o expulsarlo de su tierra?

¿Cómo llamar el cerco a Gaza impuesto por Israel, para liquidar la resistencia, que comenzó con una acción combinada de ataques militares, primero para destruir su infraestructura de generación de electricidad y suministro de agua y luego con bombardeos directo sobre la población civil, y un cerrado bloqueo para impedir el ingreso de alimentos, medicamentos y combustibles?

 

¿Qué es lo que celebran los israelíes en este 60 Aniversario?

Los palestinos conmemoran la catástrofe (nakba) que comenzó hace 60 años y aún perdura.

¿Y Occidente? Bush sólo ha asistido a las celebraciones de Israel.

 

d.t.

 

_________________________________________________________

El artículo es prácticamente  un extracto de un comentario del Secretariado Internacional

De la LIT-CI, publicado por Rebelión el 15/5/2008.