pueblos8 (Marzo/2000)

SIDA: AFRICA SIN ESPERANZA

El virus del VIH amenaza con reducir dramáticamente la población de un continente hundido en la miseria.

Cada día muere de sida en Africa tanta gente como la que murió en la matanza de Srebrenica -el hecho más sangriento ocurrido en Europa desde la II Guerra Mundial-, y el triple, según la ONU, de los muertos por las atrocidades serbias que motivaron la intervención de la OTAN en Kosovo.

Cada día 6000 personas mueren por enfermedades asociadas al sida en Africa y no deja de aumentar. Una cuarta parte de ellos son niños. Más terrible que las plagas medievales, porque la agonía es más prolongada...

En los países ricos son pocos los que prestan atención. La epidemia de sida en Africa no es una de las prioridades para los ministros de Asuntos Exteriores de Europa o de Estados Unidos...Al fin y al cabo es un problema más o menos controlado en nuestros países: Aquí se ha educado a la población para prevenirse; los afectados pueden conseguir el costoso cóctel de fármacos,...

Lo que está suponiendo el SIDA para los distintos países es la ilustración más dramática de la brecha entre las naciones privilegiadas del Norte y los países sumidos en la pobreza del Sur.

Suráfrica, por ejemplo, cuenta con el mayor número de personas seropositivas y con la mayor tasa de crecimiento de la infección en el mundo. Pero allí no se ven carteles o anuncios que adviertan contra el peligro del sida. En aquel país se produce una violación cada 26 segundos; esas violaciones vienen a ser equivalentes a recibir un disparo en la cabeza.

Cada 8 segundos se infecta una persona con el virus del sida en Africa subsahariana, donde el año pasado murieron 2,2 millones de personas (el 85% de la cifra mundial).

En Suráfrica, un país de 40 millones de personas, la tasa de infección ha aumentado en un 400% durante los cinco últimos años. Según las Naciones Unidas, una de cada ocho personas entre 15 y 49 años tiene el virus. La enfermedad se está extendiendo con gran rapidez, sobre todo en las chicas de 15 a 19 años (el 21% están infectadas). Se calcula que en los próximos 15 años pueden morir de sida 10 millones de personas sólo en Suráfrica y 20 millones en el resto del continente.

La infección entre las chicas jóvenes es seis veces superior que entre los chicos de la misma edad...La idea de que las mujeres son posesiones de los hombres, de los novios, adopta tintes más siniestros si se tiene en cuenta una de las normas sexuales que muchas jóvenes se ven obligadas a espetar: Si la chica ha sido infiel a su novio, o se sospecha que ha sido infiel, el novio reúne a sus amigos y la castigan con una violación en grupo. ¿Y por qué la diferencia estadística entre chicas y chicos? Entre otras razones porque: Aprovechando el clima de promiscuidad, en el que las mujeres son una mercancía, los hombres mayores se ven atraídos especialmente por la carne joven y abusan o compran los favores de chicas adolescentes. Por otra parte, los brujos ("sangomas"), que se están enriqueciendo con este asunto, precisamente aconsejan a los hombres que para eliminar la enfermedad de su mujer deben acostarse con una virgen.

Si un hombre muere por el virus del sida, automáticamente lo achacan a su esposa. Sin embargo, Gugu Dlamini, mujer surafricana, que tuvo el valor de anunciar en televisión, el Día Mundial del Sida de 1998, que era seropositiva, fue apedreada y acuchillada hasta morir, porque según decían, había "deshonrado a la comunidad".

Según Unicef, se prevé que para finales del año 2001 habrá 13 millones de huéfanos del sida en Africa subsahariana.

El doctor McIntyre, es una autoridad mundial sobre la transmisión del virus del sida de madre a hijo. Su sospecha es que la horrible verdad es que el Gobierno surafricano y otros muchos Gobiernos de Africa "están dispuestos a dejar que mueran lo hijos de madres infectadas porque no se pueden permitir el lujo de mantenerlos". Esto lo afirma a la vista del poco interés manifestado en utilizar medios y soluciones al problema. Los Gobiernos achacan que se trata de tratamientos muy caros y que no son del todo eficaces.

Aquí habría que considerar muchos aspectos: la actitud de los Países y Organismos del Norte, el por qué no pueden subvencionarse esos tratamientos contra el SIDA, el por qué no se utilizan tratamientos nuevos de bajos precios, el por qué un medicamento contra el SIDA que en la India cuesta 0,6 dólares aquí en Suráfrica cuesta 9,34 dólares (y todo porque la multinacional Pfizer tiene los derechos legales exclusivos sobre el fármaco en Suráfrica).

El subdirector ejecutivo de Unicef, Stephen Lewuis, declaró el año pasado en Nairobi que era "indefendible, inexcusable, ofensivo y alarmante" que Occidente dedicara alrededor de 40.000 millones de dólares a la guerra y la restauración económica de los Balcanes, "mientras invierte menos del 1% de esa cantidad para salvar vidas inocentes en Africa".

(Datos tomados de John Carlin, en su artículo publicado en EL PAIS, 30.1.2000)