Diciembre-2000

"No vinimos hasta aquí para llorar, sino para resistir, reclamar nuestros derechos. Pasamos del terrorismo de Estado (dictaduras) al terrorismo económico, que trae hambre y miseria. La deuda externa es el principal agente de este terrorismo. El grito es un basta a todo esto y debe ser oído. Según él, no hay países del tercer mundo, sino que somos un solo mundo mal distribuido y la transferencia del capital a los países ricos significa pobreza y miseria para los pueblos de América Latina y el Caribe."

Pérez Esquivel fue uno de los delegados que presentaron el Grito de los excluidos/as ante la ONU.