Octubre-2001

 Perdones

En Durban se organizó una Conferencia Mundial contra el Racismo. Se pide que los países esclavistas de antaño soliciten el perdón de los descendientes de aquellos esclavos. Bien. Pero fuera de los retardados simbolismos, tan eclesiales, ¿quién pedirá perdón por lo que sucede hoy, ahora, a nuestro alrededor? ¿Tendremos que esperar otros cuantos siglos para arrepentirnos? ¿Quién perdonará, sin que lo supliquen, a quienes oprimen y esclavizan a los inmigrantes, a los refugiados, a los perseguidos, a los vendidos y comprados de todo este mundo en que vivimos? Vemos las culpas pasadas, pero nos enraizamos en las nuestras. Sin propósito de enmienda, no hay perdones que valgan.

 (A.Gala, 2.9.2001)