Noviembre-2001

Sin apenas resonancia, como gestos insignificantes, en muchas partes del mundo continúan existiendo personas que, como hormiguitas, sencillamente van erosionando los pies del gran monstruo del Poder.

Monjas en prisión por protestar contra la Escuela de las Américas en EE.UU

E.Villaseca - Kamarikun

Durante todos sus años como monjas franciscanas, las hermanas de Hennessey han conducido vidas de simplicidad intencional: alimentos simples, vestidos simples y cuartos simples.

Ahora han abandonado la vida simple en un convento por la vida austera en una prisión. Han condenado a la hermana Dorothy Marie Hennessey, que tiene 88 años, y a la hermana Gwen L. Hennessey, que tiene 68, a seis meses en una prisión federal -- la pena máxima - por desobediencia civil no violenta al entrar a Fort Benning donde el ejercito de Estados Unidos opera la Escuela de las Américas que entrena a soldados de la América Latina.

El juez federal G. Mallon Faircloth le ofreció a la hermana Dorothy Marie la detención de seis meses en el convento donde habita en vez de la prisión federal, pero ella rechazó diciendo " no soy una inválida y quisiera tener la misma sentencia que el resto de mis compañeros."

Minúscula como la Madre Teresa, la hermana Dorothy Marie porta un botón que dice " Apoye la paz en América Central." El botón es un recuerdo de los años 80, cuando las guerras devastadoras alimentadas por el dinero y las armas de Estados Unidos envolvieron El Salvador, Nicaragua, Guatemala y Honduras.

Los 15 hermanos de Hennessey -Dorothy Marie es la más anciana-- crecieron en una granja de Iowa. La hermana Gwen dijo que ella no sabía dónde estaba América Central hasta que su hermano Ron, un sacerdote de Maryknoll, fue asignado a Guatemala como misionero en los años 60. El padre Ron Hennessey escribió muchas cartas a su familia. En los años 80 sus cartas describían como los indios Mayas de su parroquia eran aterrorizados y asesinados por las escuadras de los militares de Guatemala y pedían ayuda para detener estas acciones. En esos entonces, el padre Ron se había hecho amigo del Mons. Oscar Arnulfo Romero de El Salvador, y cuando el obispo fue asesinado, el padre Ron estaba en la catedral cuando los militares de El Salvador dispararon a los participantes en el funeral.

Las guerras en América Central comenzaron a terminar en comienzo de los anos 90 cuando otro sacerdote de Maryknoll, Rev. Roy Bourgeois, comenzó a conducir a grupos pequeños de activistas a las puertas de la Escuela de las Américas en Fort Benning en Columbus, Georgia. Exigían al ejército de los Estados Unidos el cierre la escuela.

Los activistas señalan a los juicios y a las investigaciones que concluyeron que los graduados de la escuela participaron en atrocidades, incluyendo el asesinato del Mons. Romero y la masacre de 900 salvadoreños alrededor de la aldea del El Mozote en El Salvador. Entre los graduados de la escuela también figuran el General Manuel Noriega de Panamá, Raul Cedras de Haití y Roberto d'Aubuisson de El Salvador, conectado todo con los abusos de los derechos humanos en sus países.

Las protestas crecieron hasta el pasado mes de Noviembre, cuando más de 11.000 personas bajo una fría lluvia se congregaron en las fueras de Fort Benning. Las hermanas de Hennessey estaban entre las 3.500 personas que entraron a la base en una solemne procesión fúnebre llevando cruces y ataúdes. La hermana Gwen llevaba una cruz con el nombre de una victima de 4 años de edad que había sido asesinada en El Mezote. Al mismo tiempo recitaban los nombres de los muertos y plantaron cruces en la hierba y fueron arrestados y conducidos en autobuses para ser fichados.

Esperaban ser liberados, como en años anteriores, con una carta de advertencia para no volver la base. Pero los activistas fueron sorprendidos cuando 26 entre ellos que tenían ya cartas de advertencia fueron acusados y procesados por el " reingreso ilegal a una instalación militar de los Estados Unidos."

En Diciembre, un mes después de la protesta, el ejército cerró la escuela. En Enero, el Departamento de Defensa la abrió de nuevo bajo otro nombre de Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación de la Seguridad. Un grupo de miembros de los dos partidos políticos ha propuesto la resolución 1810 que llama para el cierre definitivo de la escuela.

Juntas, las hermanas de Hennessey han registrado décadas como paladines de la paz. La hermana Dorothy Marie caminó a través de los Estados Unidos en la protesta contra la guerra fría contra la Unión Soviética. La hermana Gwen participó en demostraciones contra las armas nucleares. Pero la única vez que han sido encarceladas fue cuando la hermana Gwen pasó horas en la cárcel local por sentarse en la oficina de senador Charles E. Grassley para protestar la ayuda americana a los Contras en las operaciones contra Nicaragua.

La hermana Gwen dejará su trabajo de cuidar las monjas con la enfermedad de Alzheimer en el convento. La hermana Dorothy Marie no acabará la recopilación de las cartas de su hermano Ron, que murió de un ataque al corazón en 1999 después de 34 años en América Central. Ella no pudo llevar los papeles a la prisión.