Julio-2003

 

Un recuerdo homenaje a la que fue la víctima número 102

por una huelga de hambre de los presos políticos en Turquía

contra el aislamiento.

 

Una militante turca murió tras 512 días de ayuno


 Feride Harman, militante del Partido del Frente Revolucionario de Liberación del Pueblo (DHKP-C) fue la víctima número 102 de la política de aislamiento que el Gobierno de Ankara impone a los presos políticos en ese Estado. La joven murió el 15 de diciembre a las 20:30 horas y llevaba 512 días de ayuno.

Tras una operación militar contra el DHKP-C detuvieron a Feride Harman en septiembre de 1996 y la encerraron en la cárcel de aislamiento de Malatya. El 28 de julio de 2001 se sumó a la huelga de hambre junto con otras personas. Trasladada al hospital de Numune en Ankara debido al deteriorado estado de salud la inyectaron suero por la fuerza, aunque siguió manteniendo la protesta.

Feride, fue liberada el 23 de agosto de 2002 después de 399 días de ayuno, pero la militante prosiguió con la protesta y continuó la huelga de hambre en Estambul hasta que el día 15 de diciembre falleció tras 512 días de ayuno.

El comité de apoyo a los familiares de los presos políticos, Tayad, denunció esta muerte y adviertió al nuevo Gobierno y al partido que lo sustenta, el AKP, que ésta es la quinta persona que fallece en huelga de hambre desde que ellos llegaron al poder. "¿A qué esperan? –preguntan al Gobierno–. Ustedes se declaran contra la tortura, entonces hagan cesar esta tortura o dejen de decir que están contra la tortura".