Si queremos que cese la violencia y que cese todo ese malestar,

hay que ir a la raíz. Y la raíz está aquí: la injusticia social.

Mons. Oscar Romero (30-9.79)

"Todos los que militan en defensa de los Derechos Humanos

son predilectos del Señor.

Antes se moría por la defensa de la fe,

hoy se muere por la defensa dela justicia"

D. Samuel Ruiz (23.5.98)

Hermanos y hermanas excluídos:

¿Qué os voy a decir, si no hago, si no me empeño, si no me indigno proféticamente

con el corazón y con la cabeza y con las manos,

con otros muchos corazones y cabezas y manos,

para actuar, para invertir, para revolucionar,

negándonos al mutismo, al miedo, a la muerte,

rechazando el fin de la Historia, imponiendo el derecho a la Vida,

compartiendo el gozo humano de la convivencia universal,

dando razón de nuestra esperanza, haciendo creíble a Dios?

Pedro Casaldáliga